Doña Prudencia, ¿dónde está usted? (Parte 1)

Hola a todos. Estos días les traigo una reflexión sobre una amiga, la prudencia, jajajaja. Es curioso, cuando comencé a escribir esta reflexión vi que el tema da para mucho, por eso la he dividido en 3 partes, para que cada una de ellas de una idea para sus pensamientos en la noche. Espero les guste y comienza con una historia.

DSC02298Hace mucho tiempo, en un lugar remoto de Asia un joven rey gobernaba a su pueblo con justicia y sobriedad. Este rey se ocupaba del bienestar de sus súbditos, los impuestos que cobraba eran los imprescindibles para cubrir eficazmente las necesidades generales y dedicaba su jornada a atender puntualmente los asuntos de estado. En el reino había paz y prosperidad. Y a su lado siempre estaba su fiel y sabio consejero, que ya había servido como tal a su padre.

Pero un día, el joven rey dijo en una comida a su mayordomo:

-Estoy cansado de comer con estos palillos de madera, soy el rey, así que da orden al orfebre de palacio de que me fabrique unos palillos de marfil y jade.

Oída esta orden, el consejero se dirigió inmediatamente al soberano:

-Majestad, os pido que me relevéis lo antes posible de mi cargo. No puedo serviros por más tiempo.

El monarca, extrañado, preguntó cuál era el motivo de aquella repentina decisión.

-Es por los palillos, señor -respondió el consejero-. Ahora habéis pedido unos palillos de jade y marfil, y mañana querréis sustituir los platos de barro por una vajilla de oro. Más adelante desearéis que vuestros vestidos de tela sean reemplazados por otros de seda. Otro día, en vez de conformaros con comer verduras y cerdo, solicitaréis lenguas de alondra y huevos de tortuga. De este modo, llegará el momento en que vuestros caprichos y el mal uso del poder os harán ser injusto con vuestro pueblo. Entonces, yo me rebelaré contra su majestad, y por nada del mundo deseo ver amanecer ese día.

Dicen que el rey canceló la orden dada al orfebre y siguió comiendo con sus palillos de madera. Desde ese día fue llamado y conocido por todo el reino como «el Prudente». Y conservó al viejo consejero a su lado hasta su muerte.

DSC02781En esta historia podemos ver como la prudencia es una de las virtudes más importantes para el liderazgo y viene de la mano del consejo, la reflexión, la escucha y la actuación.  Un hombre prudente sabe escuchar a los demás y reflexionar sus palabras, dejándose aconsejar y finalmente actuando de acuerdo con el bien común, como lo vemos en la actitud de este joven rey, que, ante sus pasiones (o caprichos) y apetencias, es capaz de dejarlas a un lado por las palabras de un sabio consejero. Cuantas veces nosotros mismos nos desentendemos de los consejos de los demás, siguiendo nuestras apetencias y encontrándonos al final del todo, con la frustración que nos hemos equivocado. Esta es la actitud de un imprudente, dejarse llevar por sus apetencias y desatender los consejos de los demás.

DSC02294Un ejemplo práctico; cuantas veces los jóvenes no aceptan los consejos de los padres y se dejan llevar por lo que creen, que ocurre después, se equivocan o lo pasan mal. Los padres son los primeros consejeros que tenemos que escuchar. También esto lo podemos aplicar a los matrimonios y las parejas, ya que uno de los problemas que tienen es que no se escuchan los unos a los otros, para poder llevar el proyecto de familia juntos. Y es así como comienzan a alejarse poco a poco y terminando en disolverse.

Dejémonos aconsejar, seamos prudentes y no olvidemos nunca que una actitud prudente a tiempo, puede ser la salvación del futuro. Recuerda que si te ha gustado le puedes dar a “me gusta” o comentar si te interesó el tema o te interesa algún tema en especial. Me puedes seguir en Facebook,   Instagram,   YouTube. Hasta la próxima!!

10 comentarios sobre “Doña Prudencia, ¿dónde está usted? (Parte 1)

  1. Muy bien esta Prudencia que viene acompañada de la sabiduria de la honestidad. Valores que ahora no los vemos ni en pintura. De tal palo tal astilla, digo refiriéndome a la sociedad creadora, ahora, de gobernantes que gobiernan como se “gobierna” la sociedad en general. La cesta de las manzanas del mismo manzano no difieren mucho unas de otras.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s