Una reflexión extra: El Amor y Yo

Este es un pensamiento muy especial, no tenía pensado publicarlo, pero hoy, domingo de resurrección, después de escuchar esta canción que les comparto de Marcela Gándara me he decidido a escribir.  Esta canción titulada “Supe que me Amabas” me ha recordado lo que soy y quien soy.

Cristo Joven01Todo lo que tengo, todo lo que soy se lo debo al Amor, a ese amor con mayúscula que nos ha regalado esa persona que se sacrificó hace muchos años por nosotros y que nos dio mucho más de lo que podemos imaginar. Quizás, al leer esto, estarán pensando: “otro religioso más”, pero siento decepcionar, no, no son palabras de otro religioso más, ya que he aprendido a ver a un Padre Celestial que es más grande del que se puede ver en una religión, y esto sólo se puede ver en el desierto del dolor, del cual hace un tiempo he salido. El Amor del que les hablo es el Amor de un Padre Celestial que regalo a su hijo y lo llevo a la Cruz, que murió por los pecados de otros, pero que aún sigue entregando a su hijo por el amor de muchos hijos más.

DSC02341Al empezar la reflexión comencé diciendo que, le debo lo que soy al Amor, pues bien, al Amor de mis Padres que se han sacrificado para criarme y darme todo lo que necesito para ser feliz, para caminar en el mundo; el Amor de mis hermanos que me acompañan en los buenos y malos momentos; el amor de unos amigos de verdad, muy pocos, pero justos para poder vivir junto a ellos los buenos y malos momentos; todas estas personas son regalos de mi Padre Celestial. Si se fijan, el sacrificio de la Cruz sigue ocurriendo, sólo que no somos capaces de verlo, ya que muchas veces estamos ciegos ante el Amor, producto del egoísmo, nuestras tendencias y las mentiras del mundo.

IMG_0018MEn cada gesto de sacrificio de mis Padres, Hermanos y amigos está la Cruz, el sacrificio de la Cruz, el sacrificio de cristo que nos recuerda que, un día como hoy resucitó en nuestros corazones y lo sigue resucitando hasta el tiempo presente, para que todos los hijos del Padre Celestial se den cuenta que aún sigue enviando a sus hijos al mundo, para que se sacrifiquen por los otros, para que se ayuden y cuiden mutuamente, para que no olviden nunca que, al amaros los unos a los otros cumplen el mandamiento más grande que nos ha podido dejar y se puede ver en el sacrificio de personas que nos Aman, y así poder ser mejores cada día. Por eso tenemos que apreciar lo que nos dan los demás, el consejo de un amigo, el amor de un Padre, la ayuda de un hermano, ya que que es el sacrificio de la Cruz que nos enseñó Cristo tiempo atrás y que si los cristianos no sabemos ver esto, de nada nos sirven los ritos o ir a las iglesias, si no podemos ver que el amor más grande es dar la vida por los demás (Jn 15, 13). ¡Feliz Pascua de Resurrección!!!!

12 comentarios sobre “Una reflexión extra: El Amor y Yo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s