Las Tres Cosas. Parte 2: La Esperanza

la honestidadAquí, la continuación de la reflexión anterior sobre “Las tres cosas”. Está parte es verdaderamente más esperanzadora, aunque siempre dependerá desde los ojos que se lea, pero para mí son algunas de las claves para tener una vida más plena.

Hay tres cosas que nunca debes perder…

La Paciencia, la esperanza y la Honestidad.

Pero hay tres cosas de mayor valor…

La familia, el Amor y la Amistad…”

paciencia_1

Las tres cosas que no debemos perder, se podría decir que son los pilares de una persona equilibrada. Con paciencia podemos lograr nuestros sueños, con esperanza tendremos la fortaleza para alcanzarlos y con honestidad el honor para vivirlos. Estas tres cosas son fundamentales en una sociedad que cada día se deja llevar más por el desánimo, el stress y los problemas del mundo, olvidando que todo lo que necesitamos, toda la fuerza que requerimos, la tenemos en nuestro interior, pero como siempre, en nosotros mismos es el último lugar en donde buscamos.

B4FV8FyCYAAPvFiEsto me recuerda, una vez que me dijeron: “porque te empeñas tanto en buscar a Dios en las iglesias o en lugares. Búscalo en tú interior, es ahí donde le podrás encontrar y podrás hablar con Él. Deja de lado la fantasía y comienza a creer en ti mismo, que cuando lo logres, podrás encontrar a ese Dios que tanto estás buscando”. En aquel entonces, con mi juventud y mi inexperiencia, la verdad no entendí. Al pasar de los años, cada vez más le encuentro sentido a estas sabias palabras.

razones-hermosas-para-celebrar-el-dia-del-amor-y-la-amistad-con-tu-familiaAhora bien, las cosas de mayor valor son esos tesoros que tenemos que cuidar. La familia, el mayor regalo que nos han dado; el amor, el sentimiento que nos puede sacar de cualquier dificultad; y los amigos, que son esa familia que vamos conociendo y está con nosotros en todo momento. Cada una de estas cosas tenemos que cuidarlas, recordando que la familia es un pilar que tenemos y que debemos honrar con nuestro esfuerzo y dedicación en la vida, que cuando nos falten las fuerzas o nos perdemos en el mundo, podemos recurrir a ellos, es así como volver a la fuente que nos da las fuerzas. El amor, es como una planta hermosa, tenemos que cuidarla, abonarla, darle luz, ponerle agua, cortar las hojas malas y velar por que no le falte nada. Y, por último, los amigos, esos hermanos que nos prestan su ayuda cuando la necesitamos y ayudamos cuando ellos nos necesitan, que son como un espejo y a la vez una sombra, ya que el espejo nunca miente y la sombra nunca se aleja.

Recordemos siempre estas tres cosas, sobre todo en esos momentos en que las fuerzas nos falten, ya que podemos descubrir que en alguna podemos estar fallando. ¡Hasta la próxima!!! y

2 comentarios sobre “Las Tres Cosas. Parte 2: La Esperanza

  1. Actualmente uno de los fallos más grande es la falta de unidad en la familia, los adultos estamos preocupados por hacer dinero,y olvidamos lo más importante, no tenemos tiempo y casi siempre somos egoístas. Exelente reflexión. Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s