¿En quién confío?

Cristo Joven01La confianza es un valor, aunque para mi es más un don, que otorgamos a otras personas, o que tenemos en nosotros mismos. Pero realmente en quien debo confiar, ¿en mí?, ¿en otros?, esto es lo que más nos cuesta en esta vida, ya que podemos creer que las personas por naturaleza nos pueden traicionar y creerme que esto pasa a menudo. Por eso he escrito esta reflexión que también es un descubrimiento para mí. Espero la disfrutéis.

[…] aquellos que en su debilidad confían en la “Palabra” obtienen la victoria; en cambio los que confían en su capacidad, en la violencia, en las propias soluciones, se encuentran con la muerte. […]

Cuantas veces confiamos inadecuadamente en nuestras propias capacidades, olvidando que podemos recibir ayuda. Esto puede ser producto del individualismo e inseguridad, producida generalmente por un gran ego. No nos olvidemos que existe la “Palabra”, que nos dice la cita, el cual no es otro que un Padre eterno (Dios) que nos ayuda y nos cuida.

confianzaAhora, la pregunta sería, pero cómo nos puede ayudar algo, o alguien, a quien no vemos y que algunos ni siquiera creer. Fácil, no olvidemos que vivimos en un mundo con personas y es aquí donde está la ayuda que nos puede prestar el Padre, el otro, un amigo, la familia. Pero lamentablemente el trabajo y las responsabilidades, nos impide ayudar, ya que “no tengo tiempo”. Esto es importante de tener en cuenta, puesto que, en ocasiones, no valoramos a las personas que nos ayudan, y resulta que nos está dando algo que no volverá a tener, “tiempo”. A veces, nos ocurre que cuando hacemos algo por otra persona, esa persona no se deja ayudar, claro está, la otra persona puede que no se dé cuenta, o sea producto de su ego, o ese sentimiento de autosuficiencia que en ocasiones nos puede venir.

frases-detalles-imagenesTambién existe otro problema y es que la ayuda estará en los pequeños detalles de la vida que no somos capaces de ver. Esos detalles son, por ejemplo: “si quieres me acerco yo”, “te puedo ayudar con esto”, “quieres que te acompañe”. Ante estas cosas la peor respuesta es: “me da igual”, “no es necesario”, “estoy bien”, o simplemente hablas desde el corazón y eres rechazado. En estas respuestas se puede encontrar desde una despreocupación por el otro que impide valorar lo que la otra persona está haciendo, hasta un “no sé cómo decirle que no quiero nada de ti”. Claro está, que también pueden ser una respuesta para valorar la ayuda del otro y que no se preocupe; pero cuando está el pasotismo en estas respuestas, ese es el problema, ya que  demuestran que son personas que sólo confían en sí mismo y por eso le da igual el otro. En definitiva, lo importante es ver la intencionalidad que tengo en todo, sobre todo en los detalles. Aprendamos a ver los pequeños detalles que nos regalan los demás, ya que son en éstos donde vemos los grandes regalos del Padre y las personas que merecen la pena.

One thought on “¿En quién confío?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s