Luces, bombillas, estrellas y un poco más.

Esta es una época colorida, llena de luces, chocolates, cenas y compartir. El problema es que poco a poco nos olvidamos del verdadero sentido de la navidad y más aún, no sabemos el por qué de cada uno de los símbolos que ponemos en esta época ni su historia. El otro día me preguntaron sobre las luces de Navidad y su historia me pareció interesante y como no, se le atribuye a un gran amigo, Tomas Edison:

“Por 1880, Edison ya había inventado sus lámparas incandescentes, y buscaba una manera de publicitarla. Para mostrar su invención las usó en la fiesta de Yule, donde se colgaron lámparas incandescentes en el Laboratorio de Menlo Park, de modo que todos los viajeros que iban en el tren pudieran ver el milagro de la Navidad. […]

Dos años después, Edward Johnson, un amigo de Edison, mostró el primer árbol de Navidad iluminado en su casa de Manhattan. El árbol, que contaba con 80 luces, era tan imponente como el árbol de Navidad de Charlie Brown.” (Fuente: https://resolviendolaincognita.blogspot.com.es/2009/12/la-breve-y-extranamente-interesante.html )

Pero esta tradición es mucho más antigua, ya que este hábito se inicia con el uso de velas para decorar árboles de navidad en hogares de clase alta Alemanes en el siglo XVIII.

Bueno, la gran pregunta ahora es, ¿por qué en navidad?. Quizás a esta pregunta podemos tener muchas respuestas, pero es aquí donde está mi reflexión. La noche también tiene luces que brillan y parpadean, las estrellas. Unas brillan más que otras, algunas son pequeñas, otras más grandes, pero son pequeñas luces que cada ves que las veo me dan paz, y me dan alegría. Estás mismas luces son las que iluminaron el pesebre aquella noche cuando nació ese niño que recordamos incluso ahora, por que fue un niño que cambió el mundo, un revolucionario, que nos trajo unidad donde había odio, trajo esperanza donde otros había desesperanza, trajo alegría y luz en un lugar donde todo el mundo se quejaba y estaba sumido en la obscuridad de la desgracia. Esa es la navidad, por eso las luces, esas luces nos tienen que recordar la alegría de esa noche, el árbol, que nació entre animales y en la naturaleza, pero por sobre todo que nos trajo la esperanza de algo nuevo, de que el mundo es más que normas o condiciones morales o formas de actuar y hacer. Ese niño lo que nos trajo en definitiva es la esperanza de saber que la vida no es una cuestión de normas, si no más bien una cuestión de AMOR. ¡Feliz Navidad a todos!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s