Sabiduría Cherokee: Los lobos

lobos-diferencias-perrosDespués de un tiempo sin publicar, quería volver con alguna reflexión, quizás antigua, pero si muy relevante y cierta, que en todo este tiempo me ha tocado vivir.  El corazón y la mente de una persona son los mayores tesoros que tenemos, el saber cultivar y cuidar bien es fundamental, de eso habla esta pequeña historia:

Un antiguo indio Cherokee dijo a su nieto: “Dentro de cada uno de nosotros hay una batalla entre dos lobos: uno malvado; es la ira, la envidia, el resentimiento, la inferioridad, las mentiras y el ego. El otro Benévolo; es la dicha, la paz, el amor, la esperanza, la humildad, la bondad, la empatía, la verdad”.

El niño pensó un poco y preguntó: “Abuelo, ¿qué lobo gana?”

El anciano respondió: “El que alimentes más”.

Ciertamente dentro de cada persona hay bondad, pero también maldad y no nos damos cuenta cuando estamos actuando con una o con la otra. El poder identificar a cuál de estos lobos estamos alimentando puede ser la salvación para la paz del corazón y la salud de la mente. Cuando creemos y nos creamos mentiras, viendo situaciones donde no las hay y pensando mal de los demás, es donde estamos alimentando al lobo malvado provocando en nuestro corazón la ira que nos llena la mente de pensamientos en contra de las personas alimentando así la maldad. En cambio, cuando de estás mismas situaciones intentamos ver la bondad, buscando si hay algo bueno en ello o simplemente no dejándonos llevar por el juicio, es cuando estamos alimentando al lobo bondadoso y estamos cuidando nuestro corazón y nuestra mente.

Tenemos que tener presente que nuestra mayor fuerza viene de la mente y la mayor fortaleza viene del corazón. El tener cuidada la mente, nutrida con los mejores pensamientos y alimentada con buenas lecturas es fundamental y así nuestro corazón descansará en paz, ya que cada pensamiento afecta a nuestro corazón y cada dolor en nuestro corazón nubla nuestra mente. Aprendamos a pensar bien, a alimentar nuestra bondad y a desechar lo maldad. Que sea nuestro corazón quien nos defienda, no nuestra maldad, busquemos esa fortaleza para defendernos de lo malo en el amor; y que sea nuestra mente la que nos de la fuerza para enfrentarnos a la maldad, con ingenio y astucia, venciendo los obstáculos que existen en este mundo, con la mejor de las armas, la sonrisa y la alegría. Así que, recomiendo una dieta equilibrada a lobo benévolo con dosis de alegría, buenos pensamientos y buen gusto. Hasta la próxima y no olvidéis de suscribiros en el blog.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s