Quemar las Naves

Hace ya mucho tiempo que estaba buscando de donde viene la frase:  “Quemar las naves”. Bueno, aquí una pequeña reflexión sobre esto:

Resultado de imagen de quemar las naves[…] Alrededor del año 335 a.C., al llegar a la costa de Fenicia, Alejandro Magno debió enfrentarse una de sus más grandes batallas. […] Sus hombres estaban atemorizados y no encontraban motivación para enfrentar la lucha: habían perdido la fe y se daban por derrotados. […] Cuando Alejandro hubo desembarcado sus tropas en la costa enemiga, dio la orden de que fueran quemadas todas las naves. […] reunió a sus hombres y les dijo: “Observen cómo se queman los barcos. Esta es la única razón por la que debemos vencer, ya que, si no ganamos, no podremos volver a nuestros hogares y ninguno de nosotros podrá reunirse con su familia nuevamente, ni podrá abandonar esta tierra que hoy despreciamos. Debemos salir victoriosos en esta batalla, pues sólo hay un camino de vuelta […], cuando regresemos a casa, lo haremos de la única forma posible: en los barcos de nuestros enemigos”.

¿Cuántas veces la falta de fe, el miedo, la inseguridad, el estar atado a lo seguro nos privaImagen relacionada de conseguir nuevos éxitos, nos hacen renunciar a los cambios, nos hacen renunciar a los sueños, nos  hacen negar los anhelos y las metas que están grabadas en lo más profundo de nuestros corazones? ¿Cuántas veces la seguridad de poseer nos hacen renunciar a la posibilidad de conseguir mucho más? ¿Cuántas veces lo que tenemos fácilmente a nuestro alcance, nos impide crecer, haciendo que la seguridad se convierta en mediocridad, en fracaso y en monotonía? Los mejores hombres no son aquellos que han esperado las oportunidades, sino quienes las han buscado y las han aprovechado a tiempo. El problema para hacer todo esto es el miedo; necesitamos siempre una seguridad que, si algo sale mal, podré huir, o cambiar, y así evitarme el sufrimiento o el esfuerzo de luchar. Este es el problema actual que está afectando en la sociedad. Me caso pensado que me puedo divorciar, quiero la vida religiosa, pero necesito saber que me puedo ir, no me comprometo en nada, así tengo la “libertad” de elegir lo que quiera. Señ@res, las ganas de salir corriendo ante el sufrimiento o de escapar de la dificultad, la tendremos siempre, no luchar por pereza, por ver todo perdido o sin solución, verdaderamente es nefasto ya que la valentía está en que, cuando me vienen estos sentimientos, más fuerza tengo que poner en la batalla de la vida, para vencer los obstáculos y poder sobreponerse. Si siempre estoy pensado en la posibilidad de mi seguridad, nunca podré dar verdaderamente un gran salto en la vida, porque siempre necesitaré un barco en la bahía y lamentablemente los grandes saltos que uno da, nunca tienen esa seguridad, pero eso sí, son los mejores y siempre se podrá contar con un amigo. ¡Te atreves a quemar tus naves!!!!.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s